30 de agosto de 2018

Besos ausentes

Te debo unos besos apasionados,
de esos que nunca me pediste.
Los que no te di estando a tu lado,
los que recuerdas cuando te fuiste.

El sexo era delicioso y crujiente
a toda hora en nuestra relación.
Y aunque encajamos perfectamente,
tuve miedo de entregar mi corazón.

Te debo unos besos apasionados,
de esos con los que el cielo se toca.
Y aunque estamos alejados
no se los entregué a otra boca.

El tiempo iba lento, pero voló,
 y no vimos futuro en el presente.
Entre nosotros la tierra se abrió
y quedaron esos besos ausentes.

Te debo muchos besos,
de esos que quieres.
Y te daré más que eso
cuando menos lo esperes.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario