20 de abril de 2017

Eres


Suena raro, pero lamento conocerte tarde.
Justo ahora que no puedo ni agradarte.
No hablo de amor y mi corazón por ti arde.
Un sentimiento transparente, un caso aparte.

Estás a mi lado aunque no estás cerca. 
Conoces mi mirada sin verme a los ojos.
Te pareces a mí. Sincera, directa y terca.
Eres un tesoro que llega, de los que no escojo.

Me tratas mejor que los de mi propia sangre.
Y aunque soy mayor, me enseñas a crecer.
Te preocupas si no duermo o tengo hambre.
Eres más de lo que puedo merecer.

Sin contacto diario, siempre estás presente.
Contando los días para reírnos del pasado.
Eres mi amiga, consejera y confidente.
Eres el ángel que sin yo pedirlo ha llegado.