14 de mayo de 2016

Mi voto es para ti

No necesito 4 años para elegirte,
cada día decido preferirte.
No simpatizo por la reelección
pero contigo hago una excepción.

Quiero meter mi voto en tu urna
con una pasión loca y nocturna.
Con mi lengua marcaré tus casillas
hasta que sientas cosquillas.

No tengo ningún partido favorito,
prefiero el tuyo. El grande o el chiquito.
No solo mi dedo saldrá pintado,
cuando mi voto en tu urna haya entrado.

Mi lengua no te hará campaña sucia
aunque termine marrón, roja o fucsia.
Este conteo de votos no requiere cantidad,
si cumplo mis promesas de campaña con calidad.

Quiero que en estas elecciones
guardes en tu urna mis erecciones.
Para ti soy siempre bienvenido,
si con cualquier color te lo dejo partido.

Quiero darte placer en todos los colores
y te tragues mi boleta de muchos sabores.
Te lameré con una cruz, una equis o una raya
y te sentirás como flotando en la playa.

Te encantará esa experiencia,
pues meteré mi voto con conciencia.
Verás que no te hago daño
y no querrás esperar otros 4 años.