11 de diciembre de 2015

No sé para qué


No sé para qué te leo,
si a donde voy nunca te veo.
No sé para qué te escribo,
si lejos de ti siempre vivo.

No sé para qué te escucho,
si no me quieres y yo te quiero mucho.
No sé para qué te hablo,
si me huyes como a la cruz, el diablo.


No sé para qué te siento,
si acaso crees que te miento.
No sé para qué te sueño,
si tus noches ya tienen dueño.

No sé para qué muero por ti,
por más que lo escriba aquí.
Mi felicidad no es excusa,
pues no te interesa ser mi musa.