29 de noviembre de 2015

Dame


Dame una buena explicación
para no entrar a mi habitación.
Dame una buena excusa
para no abatir tu blusa.

Dame una señal sin prejuicio
para desearte sin perder el juicio.
Dame un claro mensaje.
para no darte con mi lengua un masaje.

No te pido mucho, solo un momento de por vida.
Mis intenciones son dejarte siempre complacida.
Eternos rivales en la trama, son tu ropa y mi cama.
Y hacen las paces cuando mi vía láctea se derrama.

Dame dos buenas razones
para no jugar con tus pezones.
Dame una buena solución
para no pasar del juego a la penetración.

Dame un buen pretexto
para que no tengamos sexo.
Dame un buen motivo
para no eyacular sobre tu ombligo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario