11 de octubre de 2013

Eso no se hace


Hace muchos años me relajó  una cibaeña,
me enamoraba con fotos que no eran de ella.
Por teléfono todo era perfecto,
me hizo creer que no tenía ni un defecto.

Fotos a lo Zeta Jones ella me enviaba,
y con su sensual vocecita, siempre me excitaba.
Con esa bella modelo cada noche yo soñaba,
sin saber que no eran sus fotos, me engañaba.

  Cuando fui a conocerla a Santiago,
vi que era bella, era gorda, pero no era ella.
Casi pensé en voz alta ¿Y ahora qué hago?
Como no era la misma, me fui diciendo:
"Lo que ensucias lo limpias con jabón o con Ace.
¡Mentirosa! Eso no se hace".

1 comentario:

  1. Bué! No sé qué es lo que piensan las personas que hacen eso. Es obvio que tarde o temprano su farsa se les va a caer.

    ResponderEliminar