18 de agosto de 2013

Corazón vacío


Ya no siento mis latidos, 
mi sangre corre por gravedad.
Es como si nunca han existido, 
no encuentro felicidad.

Mi corazón está vacío... Ni caliente ni frío.

Casi siempre soy alegre, 
no necesito chispa ajena.
Pero la miel hoy es vinagre, 
mi corazón se envenena.

Siento una completa soledad 
aunque estoy rodeado de personas.
Es orar sin oportunidad
por un pecado que nadie perdona.

Mi corazón está vacío... Ni caliente ni frío.

La música me mantiene vivo, 
esperando la felicidad que ansío.
Aún no sé cómo consigo 
vivir con el corazón vacío.

1 comentario: