28 de junio de 2013

El periódico en la cama

Estoy cansado de pedirle amablemente al repartidor de El Día, que por favor, deje de lanzar el periódico dentro de la cama de mi camioneta. Suena algo pendejo, pero en verdad es un trote cada día debo "encaramarme" en la camioneta para buscar ese periódico. Imaginen cuando no estoy en la casa, a mi madre tratando de alcanzar ese periódico.

El frente de la casa es bastante amplio para que los periódicos caigan como por arte de magia siempre dentro de la camioneta. Esta situación me había obligado a despertar en la madrugada para hablar personalmente con el repartidor, lo vi, le dije mi problema y todavía sigue en eso.

Es muy bueno que le lleven a uno el periódico a la cama, pero no a la cama de una camioneta.


Si el amigo no coopera pronto, lo voy a esperar en la madrugada y le voy a mandar atrás un periódico mojado. A ver si es bueno.

Me gustaría saber quién es que le va a dar su "Navidad".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario