31 de marzo de 2013

Enrique Bunbury, un año después

Han pasado justamente 365 días después de este concierto. Hace 365 días que mi vida ha cambiado, pero cambiado para mejor. Este corto video lo atesoro como pocas personas saben.

Solo quien me conoce realmente entiende el impacto que tuvo ese concierto en mi vida. Nunca me había identificado tanto con las letras, melodías y sentimientos expuestos por un artista. Ese fue mi mejor momento, mi impacto, mi clímax. No lo cambiaría por nada en este mundo.

Decido compartir este video con otros que estén caminando en círculos sin encontrar una luz en sus vidas, esperando que como a mi, la música los libere.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario