31 de enero de 2013

Cuantos lambones!

Diablos!  Pero cuantos lambones esperando al que todavía cree que es presidente.