3 de abril de 2012

Tú no eres Barbie y yo no soy Ken


Soy un buen hombre, ni lindo ni feo, 
¿te importa tanto como me veo?
Con mi pelo largo, también uso barba, 
pero no soy raro, no uso pantis ni falda.

90/60/90 son solo unas cuentas, 
lo físico no importa, ¿no te das cuenta?
Aunque no lo creas valgo mi peso en oro, 
por dentro y por fuera, ¿no ves que te adoro?

Ahora soy pobre, tuve mejores momentos, 
¿miras mi cartera y no miras lo que siento?
No uso photoshop por dentro ni por fuera. 
No puedo aparentar ser algo que tú quieras.

¡Qué locura! Tu obsesión con la figura. 
La belleza interior es la que perdura.
Por vanidad, no me darás oportunidad, 
de demostrarte que soy un hombre de verdad.

No soy perfecto y no tengo complejo, 
antes de exigirme, mírate al espejo.
¿Eres de las que solo les importa lo que ven? 
Porque tú no eres Barbie y yo no soy Ken.