3 de abril de 2012

La rebeldía de tus hormonas


Estás sensible, estás dispuesta. 
Tu piel, la clave, mi lengua, tu respuesta.
Dos batallas, mental y hormonal.
 Suerte que hablo tu lenguaje corporal.

La rebeldía de tus hormonas
apenas la controlas
¡Cómo respiras! ¡Cómo sudas!
 Este es nuestro momento ¿Acaso lo dudas?

No dice tu mente, sí grita tu cuerpo. 
Déjame saborearte, te juro que no muerdo.
Te haré justo lo que pidas.
 Déjate llevar, que tu cuerpo decida.

Quieres algo conmigo, pero me rechazas.
Me desnudas con tus ojos, pero me abrazas.
¿Por qué te niegas? Si a cada instante te acomodas. 
Cantaré victoria cuando ganen tus hormonas.