26 de julio de 2011

El limpiabotas haitiano y sus malas palabras


Ayer cogí un maldito pique con un limpiabotas haitiano, de esos que no han cumplido 16, pero tienen más de 14. Yo voy caminando por la acera y el jodido "freco" ese va por la calle y empieza a gritar: Ey, gordo! greñu! gordo! pelú! greña!...No va a limpiar? Yo sigo igualito, y ese carajito cada vez grita más fuerte..

Cuando el negrito gritaba esas cosas más fuerte, yo tuve como un switch... Me di vuelta, caminando rápido hacia el y lo agarro por la camiseta. Medio lo levanto y le digo (con mi vocesita), ¡Oye, maldito negrito! Deja de hablarme así, ten mas educación, ¿oíste? Si sigues así seras limpiabotas para toda la vida. Ten mas educación. Así no se gana un cliente... Si me vuelves a decir esas palabras te voy a dar un solo "trompón".

Esperando amedrentarlo y que tenga un poco más de respeto con los demás y con sus mayores, lo suelto y sigo caminando como que no es conmigo... El limpiabotas sigue caminando casi a mi lado, poco a poco se aleja y cuando se queda atrás (como a unas tres casas) me empieza a vocear lo anterior, más de ahí... y peor!

Seguí caminando sin mirar atrás casi riéndome, pues el negrito no aprendió nada. Por el contrario, es un "enemiguito" que tengo. Eso si, yo no busco la violencia pero... si vuelve a vocearme cosas, lo amarro, lo monto en mi camioneta, busco la gente de migración y lo mando para Haití en la "camiona".


Yo habré perdido un haitiano, ¡pero el perdió un cliente!

foto: http://comomango.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario