2 de febrero de 2011

Ayer murió mi exsuegro


Ayer me disponía a tomarme un trago suave mientras esperaba a mi esposa Jenniffer, para mejorar un poco la relación.... detalles, detalles. Me había lavado la cabeza, estaba oloroso, solo me faltaba afeitarme de nuevo. Le iba a preparar un trago con Baileys y helado de Etiqueta Negra...

No me acomodo bien en el jardín de la casa cuando me llama mi exesposa, quien generalmente habla poco y rápido. Pero esta vez la noté como titubeando para hablar y algo lenta, además de que no había saludado con su cassette repetido "¿cómo estamos?"... La noté rara pero no hice juicios adelantados: Solo entendí: "Te estoy llamando para informarte que papi acaba de morir".

Eso fue suficiente para aturdirme por un buen rato. Todo apuntaba a tumbar todos los planes que tenía (eran pocos pero pudieron haber sido buenisimos). Ella hacía énfasis en que después de pasar por la clínica fuera a buscar a nuestra hija para darle la noticia, pues según ella; no sabría cómo decírselo. Me cambié la ropa que tenia por algo mas oscuro (mas? ya que me gusta la ropa negra) y mientras estaba de camino, iba practicando como se lo diría a Laura. Sorpresita me llevo cuando le pongo un tema por teléfono: "¿Laura, cómo estás? Oye, vas a dormir hoy en casa?" y ella responde tranquilamente: "Puede ser, pues mi abuelo dizque se murió" - Yo me dije, ¡ah, no pero esta sabe más que yo!

Fui a la clínica, allí vi a Daniel muy abrumado por la muerte de su papa. Tanto que pasados unos 5 minutos fue que había notado que yo estaba casi a su lado. Vi a Carmencita, que le echaba la culpa a los médicos, pero no estaba su otro hermano Ramón Eduardo, tampoco estaba mi ex ni a su marido, estaban haciendo trámites en la funeraria. Y mientras estábamos al lado de la morgue.... Vinieron a mi mente todos esos recuerdos de ITESA. Recuerdos de cuando su padre nos traía de regreso en su motor. Recuerdos de cuando yo iba enamorado a su casa. Recuerdos de cuando Don Hipólito decía que era mi papá en ITESA, para que le entregaran mi nota. Pues el era que asistía a las reuniones de padres, hacía de mi madre y hacía de mi padre. Me llegaron recuerdos cuando le dije: Don... me quiero casar con su hija - a lo que el, sin quitar la vista del periódico, dijo: ¡Es verdad que las mujeres están locas! (por suerte no hablaba de su hija). Y me mostraba una foto de Peggy Cabral junto a JFPG.

Recuerdo cuando me case con su hija, lo feliz que estaba en esa boda (yo no me la gocé mucho que digamos, pero en fin). Recuerdo cuando ella estaba embarazada, que a él lo internaron para meterle cuchillo. Recuerdo cuando yo lo llevaba a su cita al medico, (jeje) yo lo chivateaba con el Dr, pues él no debía tomar alcohol... y era lo primero que se tomaba. Recuerdo lo bien que tocaba la guitarra (una parte del músico que hay en mi, se lo debo a él). Recuerdo cuando me decía (siempre en tragos, y siempre en público): Oiga, My Son: "Cuando es que le va a dar clases de manejo a mi hija?" - y esta, que es peor: My Son: "¿Cuándo se va a comprar otro carrito, pero para mi hija?" Recuerdo los jumos que nos dábamos oyendo el cd que yo le había regalado: Antología de Joan Manuel Serrat.

Si continúo escribiendo cosas que recuerdo de él... Me van a doler los dedos de tanto escribir. Hoy voy a la funeraria, dejaré a mi hija con mi madre mientras tanto. No estoy seguro de ir al entierro. Todo fue muy rápido, él estaba bien hace unos días, incluso el día de su cumpleaños, que fue el 30 de enero. Apenas dos días antes...

Sinceramente, lamento esta muerte, él fue como un padre para mi, dentro y fuera de ITESA, casado y después divorciado de su hija. El nunca cambió conmigo.... Me da rabia que habiendo tanta gente mala, tienen que morirse los que no matan ni una mosca.

2 comentarios:

  1. Lamentablemnte es asi, siempre se van los mejores alante.

    ResponderEliminar
  2. Con una enorme impotencia, me hago esa misma pregunta...pero nunca recibo una respuesta. Prefiero pensar que necesitamos ángeles en el cielo que cuiden de nosotros.

    ResponderEliminar