18 de junio de 2010

Algunos controladores aéreos, mi esposa y mi hija visitando a Henry

Gracias a la disposición del Comité Ejecutivo de la ADCA, hicimos un recuento de los materiales que Henry necesitaría para iniciar sus estudios universitarios. Emitieron un cheque a mi nombre y me confiaron la compra de los mismos, lo cual hice al pie de la letra. Después de invitar varias veces a los miembros del grupo, viendo que nadie "podía", el domingo pasado fui con mi bella esposa, mi hija y unos colegas del aeropuerto.

Ya esa visita la teníamos pendiente desde antes de mayo, pero apenas pudimos realizarla ese domingo.
También fueron conmigo mi hija Laura y mi esposa Jenniffer. Al llevar a mi hija trato de que crezca viendo cómo las personas se esfuerzan a pesar de sus impedimentos. No quiero que mi hija se convierta en una mujer que le ponga precio a las cosas que tienen valor.

Apenas llegamos, le entregué a Henry y a su madre los artículos que fueron comprados para que asista a la universidad.
No era mucho para todo lo que necesita, pero empezamos con ese pequeño gesto, tanto mis colegas, como mi esposa y mi hija, esperamos ayudar a mejorar la vida de Henry.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario