23 de marzo de 2010

Casi casi vuelvo a la faena...


Finalmente, vuelvo a escribir algo por aquí. La otra noche me decidí a retomar el blogeo pero... y cuando empecé a hacer un borrador.. una meneadita de la tierra me quitó el deseo de escribir. Temblorcito de tierra de 4.9 a las 10:55pm.

Ya que me encontraba en mi trabajo, en la Torre de Control del Aeropuerto el Higuero, a una altura de 11 pisos. Ya se imaginaran ustedes como se movió la vaina esa.

Espero que nadie piense que perdí el interés por escribir (de nuevo). Esto debido a mi notable ausencia en este blog. Realmente, desde que trabajo en este nuevo Aeropuerto, tengo menos días libres que antes. Aunque estoy "mas tiempo" en mi casa, descanso mucho menos. No hay comparación entre mis antiguos 6 (seis) días libres y mis actuales 2 (dos) [y cuidao]

También he dedicado algo de tiempo a crear, mantener y actualizar las Redes Sociales (menos Facebook), de la Asociación Dominicana de Controladores Aéreos (ADCA). Dedicando especial atencion al blog, http://adca-atc.blogspot.com

Todo esto motivado por la próxima Reunión Mundial de la IFACTA 2010. Siendo IFATCA la Federación Internacional de Asociaciones de Controladores de Transito Aéreo. Sede que ha ganado la República Dominicana compitiendo con países de la talla aeronáutica como Chile, Mexico, Uruguay, Venezuela, etc.

Como yo no soy programador ni diseñador web, empíricamente soy un puyador intuitivo que me gusta innovar y cooperar con lo que creo justo. Y eso es lo que hago ahora, coopero en lo que puedo (o en lo que se hacer).

Lamento que en la Asociación a la que orgullosamente pertenezco, hay decenas de jóvenes estudiados y mucho mas preparados que yo, pero ninguno esta motivado ni identificado con la ADCA como lo estoy yo. Todos ellos poseen los conocimientos para hacer despegar hasta el infinito la campaña publicitaria que tan humildemente se anima paso a paso a ganar adeptos, amigos, conocidos y relacionados. Pero están inmersos en sus propios problemas, sus propios asuntos y sus propias metas.

Mientras aquellos deciden cooperar o no, yo uso el Internet para lo que fue creado, para comunicar. Para eso esta el Internet, para acercar a las personas sin reducir la distancia. Espero en pocos días cogerle el piso a mis ocurrencias, y anotar mis vivencias en esta pizarra cibernética. Brindándole a mis lectores públicos (y a los calladitos) algo mas en la vida para reflexionar, para reír o para reenviar a otro lector.

Si eres usuario de Google, seria grandioso para mi que te unas a mis pocos seguidores, pues tambien puedo aprender de ustedes...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario