27 de febrero de 2006

Sábado en Punta Cana sin APP


Los que me conocen, saben que prefiero hacer turnos nocturnos, pero mi jefe dijo necesitarme para una secuencia todo el día  del sábado 24, domingo 25 y lunes 26 de febrero, a lo cual, después de saber de quien se trataba y la seriedad del asunto, no podía negarme... ¡Pero Dios, qué maldito turno!

Karilyn y yo llegamos junto a Cristian, Macuto y Memiso, los 3 APP, antes de las 11:00 am, y relevamos a Alxis y Jorge, quienes tenían un "tro" de aviones. Para sorpresa, los tres APP se quedaron con nosotros en la TWR pues la llave de APP no apareció. Resulta que por error, uno de los APP salientes se la llevo para su casa. Imagínense un sábado "encendido" en PNA, pero sin APP.

Algo que puso más intenso el turno es que el Radar de CDO había fallado y se aplicaba control de afluencia. Eso ocasionó demoras a "titiri mundati", tanto en tierra como en vuelo. Algunos aviones hasta apagaban motores después de mas de 45 minutos de espera, o abrían ventanillas. Algunas regresaban a rampa para reabastecer combustible. A esto le sumamos la ya conocida falta de coordinación y planificación del personal de operaciones y rampa. También el sistema automático de tirillas fallaba a cada rato. A más de las 3:00 pm, estoy muerto del hambre y solo me dieron unos 10 minutos para tragarme la comida.

Yo iba preparado mentalmente para un sábado de mucho trabajo, ¡pero no tanto! Como me dijo Cristian: "Roy, ese día estaban varias condiciones necesarias para un desastre", pero nada malo paso gracias al trabajo en equipo en PNA y la buena labor de algunos coordinadores en el ACC. Otros allá no lo hicieron a la altura que yo suponía que debían hacerlo, ser estricto y ser "bueno" no es lo mismo, hay veces que por hacer las cosas "por el libro" perdemos un tiempo muy valioso, eso lo vi ese sábado. Entiendo que la magnitud de la situación de ese día no se podía pasar por alto, y se que Punta Cana no es el único aeropuerto, pero díganme si había otro con más operaciones que nosotros ese sábado. Gracias a Dios todo salió bien.

Cerca de las 4:00 pm, mandan la famosa llave de APP en el HI510CA, pero ante tantas demoras, el piloto dijo por frecuencia: "Ey, yo traigo la llave de APP, dejenme llegar, sino me voy a La Romana"... y eso hizo, se fue a LRN. Eso significó más tiempo sin servicio de APP... Habían aviones sin despegar, aviones sin aterrizar, y según me dicen, el propietario del aeropuerto estaba "echando peste" por la boca porque un avión que estaba en el vip no había despegado. ¡Gran vaina! (como si fuera el único).

Ya a las 6:00 pm llega la famosa llave, ¡por fin! Y a eso de las 6:30 pm somos relevados por los entrantes, a quienes les quedaban unas 20 operaciones más. Cuando bajamos de la TWR, le dije a Karilyn: "linda, nos ganamos una fría". Y eso hicimos, fuimos a la noche a la Bolera. No se cuántas neuronas quemé ese día, pero solo se que fue intenso y emocionante. El domingo y lunes algunos llamaban preguntando que cómo nos hicimos ese sábado sin APP.

El lunes llegué a la capital, después de mucha lucha de guagua en guagua y carros públicos. Yo sentía una emoción con el "pechito parado", jajaja. Yo siempre relajaba a los que hablaban de "la satisfacción del deber cumplido", pero esta fue una de las veces que la sentí en carne propia. Adoro mi trabajo, aunque nadie me diga que lo hice bien. En el carro publico, llegando a casa casi a las 10:00 pm, me sentia super feliz. Me sentí orgulloso de mi trabajo, parece que me entrenaron bien. Desde que entre a casa le conté todo a mi flaca y a mi madre, quienes me esperaban desde temprano. Aunque no me lo digan, se que soy un buen controlador. Lo demostré otra vez.

Le doy las gracias a Karilyn, quien puso todo de su parte en esos días e hizo un excelente trabajo. Gracias a Cristian, a Macuto y a Memiso por apoyarnos en lo que pudieron. Gracias a los del ACC que se integraron a un trabajo en equipo que nos caracteriza (aunque lo pudieron hacer mejor), gracias a los pilotos que no se quejaron ante la situación (fueron pocos), aun siendo ellos los más afectados.

En definitiva, hicimos lo de siempre, protegimos vidas e intereses ajenos, y no nos dan ni las gracias, jeje. ¡Y dicen que ganamos demasiado! No nos quejamos, pues para eso nos pagan. Este es nuestro trabajo, nuestro estilo de vida.

¿Yo no quería ser controlador? ¡Pues soy controlador!

2 comentarios:

  1. Solo queria decirte que recuerdes el gran poncial que tienes como controlador aereo,que siempre cuando hacemos las cosas bien nos queda una gran satisfaccion de lo bien que nos quedo.sigue asi da le pa´lante con todo el pie.

    ResponderEliminar
  2. Que carajo significan todas esas siglas??????

    ResponderEliminar